LA SIEGA DEL HENO

Una temida guadaña con ecos de muerte y ritmo zigzagueante va dejando el rastro de su paso sobre los calvos prados y cambia el paisaje por grandes (almiales) niazos con olor a heno.

Subir