LA SIERRA

Ramas secas, hojarasca para atizar la lumbre, troncos y un destral que los hace rachizos. Los más valiosos son apartados con cuidado, quizás puedan servir para darles forma de mueble: Una cuna, una tajuela o tal vez algún escabel.

Subir