PERDIZ ENJAULADA

Un capricho cruel truncó su libertad, cortó su vuelo reducido a jaula, ella rechaza el placer de ojos extraños, ¡inútiles caricias traidoras!

Subir