CON LA ALFORJA AL HOMBRO

Llega Java. En la solana zurcidos, remiendos, costuras derechas puntada a puntada. Es un tiempo animado con jugosa charla: “ayer no fue a misa la devota Sara” y a su hijo el tuerto le han visto de mañana entrar en la casa de la tía Pascuala…

Subir