DÍA DE REYES

Ilusiones añejas hechas realidad por un día, hoy los niños más afortunados tienen ¡un juguete! Y es tanto el cariño que sienten por él que supera el placer de tocarlo, poseerlo, mimarlo, al propio placer de jugarlo.

Subir