EN LA FALDA DEL MONTE

La quietud de la tarde pone fin a unas duras tareas, y la vuelta del campo reúne sentimientos dispersos que se van unificando en torno al hogar.

Subir