LOS MOZOS DE BUENAVISTA

Ya toca el tiempo de ser hombres y dejar atrás las niñerías, el trabajo rudo del campo curtirá sus cuerpos y sus almas, como a tantos que guiaron sus pisadas.

Subir