RINCÓN DE LINARES

Casas con sabor a Castilla, siempre austeras y un poquito destartaladas, casi siempre sin gracia. Los materiales los da el propio terreno, mezclados en fachadas de piedra, de adobe y de cal.

Subir