LA BOLILLERA

Era un rincón armónico en un pueblo castellano, bella estampa, la de un momento cotidiano. Esto es sin duda la armonía: conjugar la belleza natural con la entraña misma de la vida.

Subir