LOS LIRIOS DE MARINELA

No necesita otros mundos  para llenar su vida de paz y color, pasa las horas eternas mimando las flores, testigos callados de su amor por ellas.

Subir