DÍA DE CAZA

Aun es noche cerrada y ya se oyen los tiros. Perdices, palomas, conejos… ¡tenéis que morir para matar caprichos! Y a veces, muchas veces, el hambre.

Subir